Autor Tema: Cuentos para pensar  (Leído 1562 veces)

jade

  • Dea tribas
  • *****
  • Mensajes: 1584
  • Karma: 290
Re:Cuentos para pensar
« Respuesta #75 en: Febrero 12, 2019, 00:57:57:43 am »
El círculo


En un país no muy lejano había un rey muy triste, el cual tenía un sirviente que se mostraba siempre pleno y feliz.

Todas las mañanas, cuando le llevaba el desayuno, el sirviente lo despertaba tarareando alegres canciones de juglares. Siempre había una sonrisa en su cara, y su actitud hacia la vida era serena y alegre.

Un día el rey lo mandó llamar y le preguntó:

-Paje, ¿cuál es el secreto?

-¿Qué secreto, Majestad?

-¿Cuál es el secreto de tu alegría?

-No hay ningún secreto, Alteza.

-No me mientas. He mandado cortar cabezas por ofensas menores que una mentira.

-Majestad, no tengo razones para estar triste. Su Alteza me honra permitiéndome atenderlo. Tengo a mi esposa y a mis hijos viviendo en la casa que la corte nos ha asignado, estamos vestidos y alimentados, y además Su Alteza me premia de vez en cuando con algunas monedas que nos permiten darnos pequeños gustos. ¿Cómo no estar feliz?

-Sino no me dices ya mismo el secreto, te haré decapitar -dijo el rey- Nadie puede ser feliz por esas razones que has dado.

El sirviente sonrió, hizo una reverencia y salió de la habitación.

El rey estaba furioso, no conseguía explicarse cómo el paje vivía feliz así, vistiendo ropa usada y alimentándose de las sobras de los cortesanos.

Cuando se calmó, llamó al más sabio de sus asesores y le preguntó:

-¿Por qué él es feliz?

-Majestad, lo que sucede es que él está por fuera del círculo.

-¿Fuera del círculo? ¿Y eso es lo que lo hace feliz?

-No, Majestad, eso es lo que no lo hace infeliz.

-A ver si entiendo: ¿estar en el círculo lo hace infeliz? ¿Y cómo salió de él?

-Es que nunca entró.

-¿Qué círculo es ese?

-El círculo del noventa y nueve.

-Verdaderamente no entiendo nada.

-La única manera para que entendiera sería mostrárselo con hechos. ¿Cómo? Haciendo entrar al paje en el círculo. Pero, Alteza, nadie puede obligar a nadie a entrar en el círculo. Aunque si le damos la oportunidad, posiblemente entrará por si mismo.

-¿Pero no se dará cuenta de que eso es su infelicidad?

-Si se dará cuenta, pero no lo podrá evitar.

-¿Dices que él se dará cuenta de la infelicidad que le causará entrar en ese ridículo círculo, y de todos modos lo hará?

-Tal cual, Majestad. Si usted está dispuesto a perder un excelente sirviente para entender la estructura del círculo, lo haremos. Esta noche pasaré a buscarlo. Debe tener preparada una bolsa de cuero con noventa y nueve monedas de oro.

 

Así fue. El sabio fue a buscar al rey y juntos se escurrieron hasta los patios del palacio y se ocultaron junto a la casa del paje. El sabio guardó en la bolsa un papel que decía: "Este tesoro es tuyo. Es el premio por ser un buen hombre. Disfrútalo y no le cuentes a nadie cómo lo encontraste".

Cuando el paje salió por la mañana, el sabio y el rey lo estaban espiando. El sirviente leyó la nota) agitó la bolsa y al escuchar el sonido metálico se estremeció. La apretó contra el pecho, miró hacia todos lados y cerró la puerta.

El rey y el sabio se acercaron a la ventana para ver la escena. El sirviente había tirado todo lo que había sobre la mesa, dejando sólo una vela, y había vaciado el contenido de la bolsa. Sus ojos no podían creer lo que veían: ¡una montaña de monedas de oro! El paje las tocaba, las amontonaba y las alumbraba con la vela. Las juntaba y desparramaba, jugaba con ellas... Así, empezó a hacer pilas de diez monedas. Una pila de diez, dos pilas de diez, tres, cuatro, cinco pilas de diez... hasta que formó la última pila: ¡nueve monedas! Su mirada recorrió la mesa primero, luego el suelo y finalmente la bolsa.

"No puede ser", pensó. Puso la última pila al lado de las otras y confirmó que era mas baja. "Me robaron -gritó-, me robaron, ¡malditos! "Una vez más buscó en la mesa, en el piso, en la bolsa, en sus ropas. Corrió los muebles, pero no encontró nada. Sobre la mesa como burlándose de él, una montañita resplandeciente le recordaba que había noventa y nueve monedas de oro. "Es mucho dinero -pensó- pero me falta una moneda. Noventa y nueve no es un número completo. Cien es un número completo, pero noventa y nueve.

El rey y su asesor miraban por la ventana. La cara del paje ya no era la misma, tenía el ceño fruncido y los rasgos tensos, los ojos se veían pequeños y la boca mostraba un horrible rictus. El sirviente guardó las monedas y, mirando para todos lados con el fin de cerciorarse de que nadie lo viera, escondió la bolsa entre la leña. Tomó papel y pluma y se sentó a hacer cálculos. ¿Cuánto tiempo tendría que ahorrar para comprar su moneda número cien? Hablaba solo en voz alta. Estaba dispuesto a trabajar duro hasta conseguirla; después, quizás no necesitaría trabajar más. Con cien monedas de oro un hombre puede dejar de trabajar. Con cien monedas de oro un hombre es rico. Con cien monedas de oro se puede vivir tranquilo. Si trabajaba y ahorraba, en once o doce años juntaría lo necesario. Hizo cuentas: sumando su salario y el de su esposa, reuniría el dinero en siete años. ¡Era demasiado tiempo! Pero, ¿para qué tanta ropa de invierno?, ¿para qué más de un par de zapatos? En cuatro años de sacrificios llegaría a su moneda cien.

 

El rey y el sabio Volvieron al palacio.

 

El paje había entrado en el círculo del noventa y nueve. Durante los meses siguientes, continuó con sus planes de ahorro. Una mañana entró a la alcoba real golpeando las puertas y refunfuñando.

 

-¿Qué te pasa? -le preguntó el rey de buen modo.

-Nada -contestó el otro.

-No hace mucho, reías y cantabas todo el tiempo.

-Hago mi trabajo, ¿no? ¿Qué querría Su Alteza, que fuera también su bufón y juglar?

 

No pasó mucho tiempo antes de que el rey despidiera al sirviente. No era agradable tener un paje que estuviera siempre de mal humor.
No vemos el mundo como es sino como somos.

Xena

  • Dea tribas
  • *****
  • Mensajes: 4580
  • Karma: 435
Re:Cuentos para pensar
« Respuesta #76 en: Febrero 12, 2019, 01:28:28:46 am »
El rey ni comía ni dejaba comer. Pura envidia, por su propia infelicidad.
Y el paje cayó en la trampa de la codicia.
Muy buen cuento.
Las cosas son como son, sufrimos
porque las hemos imaginado distintas.

jade

  • Dea tribas
  • *****
  • Mensajes: 1584
  • Karma: 290
Re:Cuentos para pensar
« Respuesta #77 en: Febrero 12, 2019, 01:40:40:30 am »
Sí, a mi también me parece un buen cuento. Nos recuerda que debemos salir del círculo.

Que ya estamos completos y podemos ser felices ahora, no necesitamos esperar a "tener un buen sueldo" o " una buena casa", cuando me case", " cuando tenga un hijo", " cuando consiga tal o cual meta, etc...

Que la plenitud y el bienestar ha de venir de dentro, no desde fuera.

En conclusión, hay que valorar lo que se tiene y no pensar en lo que nos falta.
No vemos el mundo como es sino como somos.

Xena

  • Dea tribas
  • *****
  • Mensajes: 4580
  • Karma: 435
Re:Cuentos para pensar
« Respuesta #78 en: Febrero 13, 2019, 00:33:33:38 am »
La rosa y el sapo

Había una vez una rosa roja muy bella, se sentía de maravilla al saber que era la rosa mas bella del jardín. Sin embargo, se daba cuenta de que la gente la veía de lejos.
 Se dio cuenta de que al lado de ella siempre había un sapo grande y oscuro, y que era por eso que nadie se acercaba a verla de cerca. Indignada ante lo descubierto le ordenó al sapo que se fuera de inmediato; el sapo muy obediente dijo: Está bien, si así lo quieres.

Poco tiempo después el sapo pasó por donde estaba la rosa y se sorprendió al ver la rosa totalmente marchita, sin hojas y sin pétalos. Le dijo entonces:

Vaya que te ves mal. ¿Qué te pasó?

La rosa contestó: Es que desde que te fuiste las hormigas me han comido día a día, y nunca pude volver a ser igual.

El sapo solo contestó: Pues claro, cuando yo estaba aquí me comía a esas hormigas y por eso siempre eras la mas bella del jardín.
Las cosas son como son, sufrimos
porque las hemos imaginado distintas.

jade

  • Dea tribas
  • *****
  • Mensajes: 1584
  • Karma: 290
Re:Cuentos para pensar
« Respuesta #79 en: Febrero 13, 2019, 02:49:49:55 am »
Buen retrato hace este cuento, de uno de los siete pecados capitales. La soberbia.

La rosa se creía superior al sapo. Lo despreciaba. Y mira tú por dónde, el sapo le estaba haciendo un bien mientras tanto.

Todas las personas pueden aportarnos algo, de todas podemos aprender.
No vemos el mundo como es sino como somos.

Xena

  • Dea tribas
  • *****
  • Mensajes: 4580
  • Karma: 435
Re:Cuentos para pensar
« Respuesta #80 en: Febrero 13, 2019, 03:07:07:26 am »
Así es, queridísima Tauro.  gfhfghjgf ( tengo que dejar de mirar tánto el horóscopo de la Espe)  dfhgfghjghj   
Las cosas son como son, sufrimos
porque las hemos imaginado distintas.

jade

  • Dea tribas
  • *****
  • Mensajes: 1584
  • Karma: 290
Re:Cuentos para pensar
« Respuesta #81 en: Febrero 13, 2019, 03:19:19:43 am »
Así es, queridísima Tauro.  gfhfghjgf ( tengo que dejar de mirar tánto el horóscopo de la Espe)  dfhgfghjghj

 sdsfgfg  sdsfgfg  sdsfgfg
No vemos el mundo como es sino como somos.

jade

  • Dea tribas
  • *****
  • Mensajes: 1584
  • Karma: 290
Re:Cuentos para pensar
« Respuesta #82 en: Febrero 14, 2019, 02:22:22:52 am »
La llave de la felicidad

“Cuenta la leyenda que antes de que la humanidad existiera, se reunieron varios duendes para hacer una travesura.
Uno de ellos dijo:
-Pronto serán creados los humanos. No es justo que tengan tantas virtudes y tantas posibilidades. Deberíamos hacer algo para que les sea más difícil seguir adelante. Llenémoslos de vicios y de defectos; eso los destruirá.

El más anciano de los duendes dijo:
-Está previsto que tengan defectos y dobleces, pero eso sólo servirá para hacerlos más completos. Creo que debemos privarlos de algo que, aunque sea, les haga vivir cada día un desafío.
-¡¡¡Qué divertido!!! -dijeron todos.

Pero un joven y astuto duende, desde un rincón, comentó:
-Deberíamos quitarles algo que sea importante…¿pero qué?

Después de mucho pensar, el viejo duende exclamó:
-¡Ya sé! Vamos a quitarles la llave de la felicidad.
-¡Maravilloso… fantástico…excelente idea! -gritaron los duendes mientras bailaban alrededor de un caldero.

El viejo duende siguió:
-El problema va a ser donde esconderla para que no puedan encontrarla.
El primero de ellos volvió a tomar la palabra:
-Vamos a esconderla en la cima del monte más alto del mundo.


A lo que otro miembro repuso:
-No, recuerda que tienen fuerza y son tenaces, escalarían el monte y el desafío terminará.

El tercer duende dijo:
-Escondámosla en el fondo del mar. -No dijo otro, recuerda que tienen curiosidad, alquien inventará una máquina para bajar y la encontrará.

El tercero dijo:
-Elijamos algún planeta. A lo cual los otros dijeron: no, recuerda su inteligencia, algún día inventarán una nave que pueda viajar a otros planetas y la descubrirán.
Un duende viejo, que había estado escuchando en silencio se puso de pie y dijo:
-Creo saber dónde ponerla, debemos esconderla donde nunca la buscarían

Todos voltearon asombrados y preguntaron.
-¿Dónde?
-El duende respondió:
-La esconderemos DENTRO DE ELLOS MISMOS… muy cerca de su corazón.

La risa y los aplausos se multiplicaron. Todos los duendes reían:
-¡ Ja…Ja… Ja…! Estarán tan ocupados buscándola fuera, desesperados, sin saber que la traen consigo todo el tiempo.

El joven escéptico acotó:
-Los hombres tienen el deseo de ser felices, tarde o temprano alguien será suficientemente sabio para descubrirla y se lo dirá a todos.

-Quizás suceda así -dijo el más anciano de los duendes-, pero los hombres también poseen una innata desconfianza de las cosas simples. Si ese hombre llegara a existir y revelara que el secreto está escondido en el interior de cada uno …. nadie le creerá.
No vemos el mundo como es sino como somos.

Xena

  • Dea tribas
  • *****
  • Mensajes: 4580
  • Karma: 435
Re:Cuentos para pensar
« Respuesta #83 en: Febrero 14, 2019, 02:41:41:23 am »
Bueno, por suerte algunos "desconfiados" sí que la encuentran o por lo menos lo intentan. zdfzgfgzdf
Las cosas son como son, sufrimos
porque las hemos imaginado distintas.

jade

  • Dea tribas
  • *****
  • Mensajes: 1584
  • Karma: 290
Re:Cuentos para pensar
« Respuesta #84 en: Febrero 14, 2019, 02:46:46:58 am »
Esto viene "a cuento" jkhghkj del vídeo de Enrique Rojas , sobre la felicidad. Ya sabemos dónde está la llave...matarile rile rile... sdsfgfg
No vemos el mundo como es sino como somos.

Xena

  • Dea tribas
  • *****
  • Mensajes: 4580
  • Karma: 435
Re:Cuentos para pensar
« Respuesta #85 en: Febrero 14, 2019, 02:51:51:48 am »
 sdsfgfg sdsfgfg sdsfgfg
Las cosas son como son, sufrimos
porque las hemos imaginado distintas.

Amapola

  • Tribas suprema
  • ****
  • Mensajes: 574
  • Karma: 79
Re:Cuentos para pensar
« Respuesta #86 en: Febrero 14, 2019, 06:30:30:40 am »
Esto viene "a cuento" jkhghkj del vídeo de Enrique Rojas , sobre la felicidad. Ya sabemos dónde está la llave...matarile rile rile... sdsfgfg

Qué vídeo, @jade ?

jade

  • Dea tribas
  • *****
  • Mensajes: 1584
  • Karma: 290
Re:Cuentos para pensar
« Respuesta #87 en: Febrero 14, 2019, 09:36:36:19 am »
Qué vídeo, @jade ?

@Amapola, el que subió hace unos días, Xena. Lo puedes encontrar en ciencia y tecnología: Cinco consejos para ser feliz.  ghfghxfg
No vemos el mundo como es sino como somos.

Xena

  • Dea tribas
  • *****
  • Mensajes: 4580
  • Karma: 435
Re:Cuentos para pensar
« Respuesta #88 en: Febrero 14, 2019, 13:40:40:49 pm »
La casa imperfecta

Un maestro de construcción ya entrado en años estaba listo para retirarse a disfrutar su pensión de jubilación. Le contó a su jefe acerca de sus planes de dejar el trabajo para llevar una vida más placentera con su esposa y su familia. Iba a extrañar su salario mensual, pero necesitaba retirarse; ya se las arreglarían de alguna manera.

El jefe se dio cuenta de que era inevitable que su buen empleado dejara la compañía y le pidió, como favor personal, que hiciera el último esfuerzo: construir una casa más. El hombre accedió y comenzó su trabajo, pero se veía a las claras que no estaba poniendo el corazón en lo que hacia. Utilizaba materiales de inferior calidad, y su trabajo, lo mismo que el de sus ayudantes, era deficiente. Era una infortunada manera de poner punto final a su carrera. Cuando el albañil terminó el trabajo, el jefe fue a inspeccionar la casa y le extendió las llaves de la puerta principal. “Esta es tu casa, querido amigo —dijo-. Es un regalo para ti”. Si el albañil hubiera sabido que estaba construyendo su propia casa, seguramente la hubiera hecho totalmente diferente. ¡Ahora tendría que vivir en la casa imperfecta que había construido!

Reflexión: A veces construimos nuestras vidas de manera distraída, sin poner en esa actuación lo mejor de nosotros. Muchas veces, ni siquiera hacemos nuestro mejor esfuerzo en el trabajo. Entonces, de repente, vemos la situación que hemos creado y descubrimos que estamos viviendo en la casa que hemos construido. Sí lo hubiéramos sabido antes, la habríamos hecho diferente.

 Sería interesante conseguir actuar como si estuviésemos “construyendo nuestra casa”. La vida es como un proyecto de “hágalo-usted-mismo”. Tu vida, ahora, es el resultado de tus actitudes y elecciones del pasado. ¡Tu vida de mañana será el resultado de tus actitudes y elecciones de hoy! 
Las cosas son como son, sufrimos
porque las hemos imaginado distintas.

Gracita Tin

  • Dea tribas
  • *****
  • Mensajes: 2278
  • Karma: 140
Re:Cuentos para pensar
« Respuesta #89 en: Febrero 14, 2019, 19:41:41:39 pm »
Me desorino. Dónde están las palomitas.
Se sai come trovarmi
Se sai dove cercarmi
Abbracciami con la mente