Autor Tema: ¿Os parecen bonitos mis textos?  (Leído 440 veces)

Ilargia

  • Dea tribas
  • *****
  • Mensajes: 1405
  • Karma: 27
  • Solitud, dolça i amarga presència.
¿Os parecen bonitos mis textos?
« en: Noviembre 23, 2019, 20:06:06:30 pm »
La verdad es que me ha costado un poco y ya he publicado varias versiones (incluso alguna ridículamente empalagosa) pero esta es la definitiva. Espero que os guste.

https://www.wattpad.com/807993347-amor-de-noche-y-luna-llena

https://www.wattpad.com/718862989-quisiera-saber-que-existes-algún-día-ojalá-saber
I amunt, jo amunt, amunt, Colometa, vola, Colometa... Amb la cara com una taca blanca damunt del negre del dol... amunt, Colometa, que darrera teu hi ha tota la pena del món, desfes-te de la pena del món, Colometa.

Mercè Rodoreda, La plaça del Diamant

Átropos

  • Moderadora
  • Dea tribas
  • *****
  • Mensajes: 3321
  • Karma: 786
Re:¿Os parecen bonitos mis textos?
« Respuesta #1 en: Noviembre 27, 2019, 13:40:40:35 pm »
Me faltan algunos emoticonos entre medias, pero está bien.

Ilargia

  • Dea tribas
  • *****
  • Mensajes: 1405
  • Karma: 27
  • Solitud, dolça i amarga presència.
Re:¿Os parecen bonitos mis textos?
« Respuesta #2 en: Noviembre 27, 2019, 13:56:56:16 pm »
Me faltan algunos emoticonos entre medias, pero está bien.

¡Muchas gracias, @Átropos fgsfdgsdf ¿Qué quieres decir de los emoticonos? Es que no lo he entendido muy bien...  mhjkghy
I amunt, jo amunt, amunt, Colometa, vola, Colometa... Amb la cara com una taca blanca damunt del negre del dol... amunt, Colometa, que darrera teu hi ha tota la pena del món, desfes-te de la pena del món, Colometa.

Mercè Rodoreda, La plaça del Diamant

Ilargia

  • Dea tribas
  • *****
  • Mensajes: 1405
  • Karma: 27
  • Solitud, dolça i amarga presència.
Re:¿Os parecen bonitos mis textos?
« Respuesta #3 en: Diciembre 19, 2019, 20:00:00:17 pm »
Definitivo. Nunca imaginé que una canción llegara a inspirarme tanto.  fghdfghjf  fgsfdgsdf

Estopa - Camiseta de rockanrol

El domingo fui al concierto de Estopa que se celebró en Barcelona y escuché esta canción por primera vez, ya que es una de las que han salido nuevas. La verdad es que de tantísimas canciones de Estopa que me encantan, esta es la primera que de verdad me ha conmovido y con la que he llorado mucho con solo escucharla durante dos días. La verdad es que me ha llegado al alma y me ha inspirado para escribir este hermoso relato. ¡Espero que os guste!  fghdfghjf

Introducción:

Pasan los días, los meses, ya años incluso... El recuerdo de aquella hermosa mujer de cabello negro largo lacio y con flequillo recto, piel muy blanca y ojos turquesas sigue en mi mente. El cruel destino nos separo. Sigo enamorada de ella. Del océano de su mirada detrás de sus gafas, del cielo nocturno de su cabello, de la luna en cuarto creciente y menguante de su sonrisa, de la luna llena de su piel, de su alta estatura de casi 1,90, de las grandes y voluptuosas curvas de su gordito y hermoso cuerpo. De su tierna voz que tanta paz me transmite, gruesa y suave a la vez. De su alma noble, pura y verdadera, de su manera de ver el mundo, de su gran sensibilidad, de su excentricidad, de su manera de estar siempre a mi lado, de preocuparse por mi, de apoyarme, de cuidarme, de hacerme sentir protegida, de abrazarme, de acariciarme... Desearía saborear lentamente sus labios, fundiéndonos en un largo y precioso beso, sentir cada milímetro de su cuerpo junto al mío, hacer el amor con ella. 




Me pongo a escribir y sólo pienso en su nombre. Es ella el ángel (diabólico en apariencia) de mi inspiración. Entonces empiezo a escribir como me sentía en ese momento y todo lo que estaba sintiendo durante todo aquel tiempo. El hermoso tatuaje situado en la parte alta de su espalda invade mi mente. Su nombre escrito en letras góticas. Hechizada por su recuerdo, me vuelvo a sentir como si fuera ayer. Como si el tiempo se detuviera. Mi corazón responde ante ello de manera diferente a lo largo del día. Por la mañana fatal, se me hace más dura sabiendo que no amanezco a su lado. La tarde algo mejor, mis ánimos están más calmados, a pesar de todo. Por la noche me late más fuerte de lo normal, pienso en ella, me pongo a temblar, mis ojos llegan a derramar muchas lágrimas de lo que la hecho de menos. Siento un vacío al otro lado de la cama. Quisiera estar a su lado, entre sus brazos. Me invade el recuerdo de su olor, en especial de aquel perfume de menta de su oscuro cabello, que siempre había nublado el cielo, de su sabor especial que desprende con su aura y sensualidad, de aquel frío calor que sentía cada vez que la veía, estando a su lado, sintiéndome segura entre sus cálidos abrazos y besos en las mejillas y la frente. De aquella camiseta de rock and roll negra de aquel grupo cuyas canciones le encantaban y emocionaban tanto. La llevaba puesta bastante a menudo con pantalones tejanos y y algunas de aquellas botas altas negras de cuero, plataforma y tacón alto. Esa camiseta la caracterizaba mucho. La hacía verse tan hermosa como es. Recuerdo en especial todas aquellas veces cuando en la intimidad de la casa la llevaba puesta sin nada más ni nada menos debajo que unas braguitas negras, las botas que ya he nombrado o aquellas chanclas negras de cuero y plataforma, unos calzados que casi puedo decir que coleccionaba y tanto le encantaba llevar puestos. Que manera de provocarme la de esa mujer...  fgsfdgsdf  kikgujh Entonces mi cuerpo empieza a reaccionar ante esos recuerdos y voy sintiendo que mi corazón late aún con más fuerza, que mi respiración se vuelve fuerte y entrecortada, un calor creciente invadiendo todo mi cuerpo, temblores en mis extremidades, endurecimiento de mis pechos e hinchazón y humedad entre mis piernas, hasta llegar al punto que mi cuerpo cae rendido de deseo hacia ella. Entonces, consigo dormir profundamente y sueño su olor, con su sabor especial, con su frío calor, con su camiseta de rock and roll.

Pasa el tiempo. Vuelvo a escribir, pero esta vez ya no sobre ella. Lo intento pero es que no puedo. No dejo de pensar en ella, en su sonrisa, en su mirada, en su cabello, en su cuerpo, en su sensualidad... En su alma noble, y sensible, en lo mucho que la añoro. Vuelvo a escribir y no sé qué poner, pues sólo pienso en besarla. Empiezo a llorar. Difícil para mí en ponerme a escribir si no logro concentrarme. Los amaneceres son los momentos más duros del día. Duele pensar que el cruel destino quiera que la vida debe de seguir sin ella, en contra de la voluntad de las dos. Cada mañana es igual, suena mi despertador y todo gira, vueltas a mi alrededor. Como cuando caigo rendida de deseo por ella la noche anterior hasta alcanzar el sueño,  aún me siento en cuerpo y alma con su sabor especial, con su frío calor, con su camiseta de rock and roll.


Al final sucedió. Aquella fría noche de invierno. Volviste a mi. Bajaste de mi propia nube. Como una luna que se rompe algo inesperado aconteció. Un misterio que se esconde donde lo dejaste escondido la última vez que nos vimos, cuando en medio de un fuerte abrazo y entre lágrimas me dijiste Ni el tiempo ni la distancia van a poder con nosotras. Nunca olvides lo mucho que te quiero. Volveré. En el inmenso océano de tu mirada. Esa noche encontré mi destino, que es estar a tu lado, entre tus brazos, desearte y amarte con todo mi ser porque eres la mujer de mi vida. Durante todo ese tiempo he estado esperando este momento. Y he estado convencida de que, tarde o temprano, llegaría. Y así fue. Siempre creí en ti, en tu nobleza y en tus sentimientos. Cuando realmente se ama, ni la distancia ni el tiempo jamás serán ningún obstáculo. Que no quiero llegar a vieja sin volver a verte reflejada en mi espejo.

Apareciste tú, imponente ante mis ojos. Llevabas esa camiseta de rock and roll combinada con pantalones y esas botas altas de cuero, plataforma y tacón, tal y como cuando nos conocimos. Tan hermosa como siempre. Durante un extenso lapso de tiempo nos pudimos abrazar muy fuerte y las dos entre lágrimas. Pude volver a sentirme protegida entre tus brazos, la suavidad de tus labios besándome la frente, las mejillas... Y después de un buen rato abrazadas, los labios.  Creímos estar las dos muriendo de éxtasis y explotando en llanto. Demasiadas emociones intensas de golpe. Aquella misma noche hicimos el amor por primera vez. Pude volver a sentir tu olor, tu sabor especial, tu frío calor, pero aún con más intensidad que nunca. Pude volver a verte con tu camiseta de rock and roll. Que no quiero llegar a vieja sin verte reflejada en mi espejo.  fghdfghjf  fgsfdgsdf

Desde esa noche, me quedo a vivir en ti.  fghdfghjf
I amunt, jo amunt, amunt, Colometa, vola, Colometa... Amb la cara com una taca blanca damunt del negre del dol... amunt, Colometa, que darrera teu hi ha tota la pena del món, desfes-te de la pena del món, Colometa.

Mercè Rodoreda, La plaça del Diamant